sábado, 8 de enero de 2011

Como nace una frase hecha


Un hombre fue llevado de emergencia a un hospital administrado por monjas, donde lo operaron de corazón.

Después de la operación el hombre despertó y una monjita estaba a su lado.

"Señor la operación ha sido un éxito. Sin embargo, necesitamos saber cómo piensa pagar la cuenta del hospital. ¿Tiene usted seguro de gastos médicos?"

"No."

"¿Puede pagar en efectivo?"

"Me temo que no, hermana."

"Entonces, ¿tiene usted parientes cercanos?"

"Sólo mi hermana, pero es una monja solterona, sin un céntimo."

"Disculpe que lo corrija, las monjas no son solteronas; están casadas con Dios."

"¡Magnifico! Por favor envíele la cuenta a mi cuñado..."


Y así nació el "QUE DIOS TE LO PAGUE"

6 comentarios:

Candela dijo...

Jajajajaaaaa

dina dijo...

Francamente gracioso, si señor!!

ochentera dijo...

jajajaja! está bien, está bien!

Misaoshi dijo...

JUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAASSSSS

No me esperaba ese final xD

Superpatata dijo...

Jajajaja, es buenísimo!! Yo tampoco me esperaba ese final, mientras lo leía pensaba "a ver si consigo adivinar de qué frase hecha se trata", pero que va... jajaja

Rubs dijo...

jajaja muy bueno! pero te tienes que currar mas las entradas eh que desde que estas en España estas un poco sosa con tu blog :P